Nuestros Maestros

Compartiendo el Dharma con los demás

Guen Kelsang Paglam

Guen Paglam es monja budista y una experimentada maestra de meditación. Durante 35 años ha estudiado y practicado las enseñanzas y técnicas provenientes del Budismo Kadampa, que ha aprendido personalmente bajo la guía de nuestro fundador Gueshe Kelsang Gyatso Rimpoché. Ha sido maestra residente adjunta en el Centro de Meditación Kadampa de España y tiene una larga trayectoria impartiendo clases, cursos, conferencias y retiros, que guía y transmite con gran claridad.

Es una enorme fortuna poder disfrutar, aquí en Sevilla, de su cercanía y de su tan dilatada experiencia. Una gran oportunidad para todo el mundo, tanto principiantes como practicantes más veteranos, de dar un impulso a su conocimiento y experiencia práctica de los consejos budistas.

Francisco Ruiz

Francisco Ruiz forma parte del equipo de maestros del Centro Budista Mahamudra y cuenta con 23 años de experiencia en la meditación y el budismo kadampa. Es doctor en psicología social y educativa y trabaja como experto en promoción de la salud.

Su amabilidad y cercanía nos lleva a comprender las enseñanzas de Buda como valiosos consejos para nuestra vida diaria y a entender los beneficios de la meditación para nuestra salud, tanto física como mental.

Juan Cano

Juan Cano inició su contacto con el budismo kadampa en Sevilla, en 2009. Cuenta con la experiencia de participar en un curso de formación de maestros en budismo kadampa en Inglaterra.
Con un sentido práctico y basándose en su propia experiencia, explica cómo aplicar las enseñanzas de Buda a nuestra vida cotidiana.

Fernando de Iraola

Fernando de Iraola cuenta con una gran trayectoria como maestro kadampa.
Su ejemplo diario, su confianza y su manera de aplicar la meditación en las situaciones cotidianas, hacen que sus clases sean muy inspiradoras y estén llenas de consejos para comenzar, mejorar y avanzar en nuestra práctica de la meditación.

Ricardo Ballesteros

Ricardo Ballesteros conoció el budismo en 1998 y, desde entonces, no ha dejado de practicar. Combina su profesión de médico y su labor de maestro kadampa, intentando divulgar los beneficios de la meditación para nuestra salud. Su simpatía, cercanía y sencillez hace que sus enseñanzas sean amenas y fáciles de comprender y aplicar a la vida diaria.